Técnicas de dibujo, indispensable, no te salvará la vida, que yo sepa, pero sí a ayudar a tus hijos, en algún tipo de trabajo. Es más, cómo aprender a dibujar bien, es un aliciente que te servirá de vía de escape y, puede que te encante!!!

 

 

 

 

                                        aprender-dibujar.jpg

 

 

 

 

Tomaremos una libreta de dibujo, una en condiciones, no te vale cualquier papel, porque debido a la porosidad del papel de dibujo, las obras quedan diferentes. Emplea un lápiz tipo especial de dibujo, un 2H, en papelerías, que son muy suaves y son perfectos para hacer bocetos, ya que se puede borrar fácilmente.

Lo primero que haremos para ir acostumbrándonos, será, hacer bodegones, con una mesa, un jarrón, algunas frutas y poco más, lo tenemos preparado. Como estás comenzando, intenta mirar las formas geométricas que hay en esa representación: una manzana que sea un cuadrado, una botella que sea un rectángulo, un tapón que sea un triángulo. Colocaremos a trazos grandes, esas figuras geométricas en el papel.

Ahora, con el mismo lápiz y fijándote bien en las formas, empieza a pintar sobre las figuras geométricas, esta vez, respetando las formas de los objetos. Al tener la figura puesta, podrá servirte de guía, porque te ayuda a crear una imagen la misma. Puede salirse por los lados, que sobre un poco por aquí y por allá, pero recuerda que es sólo una guía, que es normal y que, al respetar ya las formas naturales del objeto en particular, debe salirse de la figura.

Para que no te entre el agobio, ni quieras hacerlo todo perfecto, la mejor técnica que puedes emplear, es la de los trazos cortos. Si lo haces a trazos cortitos y suaves, podrás ir dibujando mejor la forma. Da igual, si la forma que aparece está llena de “pelillos”, luego con la goma se borra lo que sobre y verás que ha merecido la pena, porque al hacerlo poco a poco, la manzana o la botella, ha salido genial.

Tras eliminar esos pelillos, intenta usar una goma buena como las de la marca NATA, no de esas que emborronen, pasamos al sombreado. Fíjate de dónde viene la luz, qué parte alumbra y qué otra parte no. Con el lápiz y, a ojo, traza una línea, generalmente diagonal y dibujando una curva hacia afuera, desde donde ilumina el sol. Con el lápiz, empieza a sombrear, fuerte, pero sin apretar, la zona en donde no alumbra y desde allí, dirigir el lápiz, mientras se sombrea, hacia la zona que sí se alumbra, pero, a medida que te vas acercando a esa zona, aprietas menos el lápiz. Hazlo lentamente, no hay prisas, si va saliendo bien, verás como aportas volumen a la figura. Además, puedes ir difuminando la sombra, arrastrándola con el dedo, suavemente.

 

 


Ya sólo, te queda repasarlo, con carboncillo, y con cuidado, que mancha. Con acuarelas, a grandes trazos, que queda genial. Cuando domines ésta técnica, podrás subir el nivel y probar con paisajes, retratos y todo lo que se te ocurra dibujar.


Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Buscador

Categorías

motorb-copia-2.png

 

bellezax-copia-1.png

cocina.png

culturao-copia-1.png

economia.png

educacion-copia-1.png

entretenimiento.png

familia-copia-1.png

hogar.png

inmo.png

viajes-copia-1.png

moda.png

salud.png

tecnologia-copia-1.png

naturaleza-copia-1.png

animales-copia-1.png

otros.jpg

Síguenos!

Created by: Twitter on web
Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados