Una vez más, os enseñaré otro truco para poder ahorrar en casa. Esta vez, cómo hacer tu propio labial. Tienes muchos lápices de labios, te quedan restos de vaselina, de gloss, ¡¡¡sombra de ojos!!! y no quieres tirarlo, o no terminan de convencerte los colores. Bueno, hay una forma de aprovechar restos de este tipo de maquillaje. 


 

brillo-labial.jpg

 

 

 

Necesitamos:

 

 

- Un recipiente, tipo latita, donde guardar, nuestro nuevo bálsamo. Recicla alguna que tengas de otro bálsamo.

- Vaselina, un tarrito

- Restos de lápices de labios, o alguna sombra de ojos que te guste poner en tus labios

- Brillo labial, el gloss de toda la vida

- Un par de gotas de la esencia que más te guste 

 

 

 

Ponemos en un recipiente que podamos meter en el microondas y echamos la vaselina y los restos de lápiz de labios que más te gusten, los puedes combinar. O echas los restos de sombra de ojos ocre, rojos o rosados que te encanten. Un par de gotas de esencia, otro par de gotas del gloss y un minutito al microondas. 

 

 

Sácalo y empieza a remover hasta que quede todo disuelto con un palillo de madera, no de dientes, porque es muy fino, prueba con los que se suelen usar para los pinchitos de pollo.

 

Cuando esté todo mezclado, mételo en la latita que tienes reservada y a la nevera, hasta que todo quede bien sólido y listo. 

 

 

Ya tienes tu propio labial exclusivamente hecho para y por ti.

Regresar al inicio