Si decides empezar a cuidarte y a ejercitar esos músculos, las pesas son indispensables. Pero quizás, no estén a tu alcance. Por eso te enseñaré a cómo hacerse unas pesas caseras, para que hacer ejercicio, esté al alcance de todos.

 

 

 

 

 

 

pesas.jpg

 

 

 

 

 

 

Primero avisarte, que no te voy a enseñar a cómo hacerse esas pesas enormes que habréis visto por ahí, a base de cubos de metal y cemento. Yo siempre emplearé cosas que estén por casa. Lo mío es más light, con lo que te enseñe, es más que suficiente.

 

 

 

 

 

Para unas pesas más ligeras y manejables. Puedes empezar siempre por emplear las botellas de medio litro de agua llenas. Equivalen a medio kilo más o menos. Si quieres aumentar resistencia, porque las de medio kilo no te hacen ni cosquillas, empieza a sustituir el agua por ingredientes secos. Puedes comenzar con agua con garbanzos, luego mezclar, una parte de agua con lentejas, luego con arroz, etc. Hasta completar con los ingredientes que tienes en la despensa jeje. Recuerda que lo debes hacer de la siguiente manera. Coge la botella, colócala en la báscula y llénalo de los ingredientes secos, hasta medio kilo y el resto con agua. Puedes ir subiendo y en vez de medio kilo, poner 750 gr de estos ingredientes.

 

 

 

 

Para unas pesas más grandes, hazte con algún tipo de tubo, madera o metal, lo que prefieras, pero que sea resistente. Córtalo en secciones de 25 cm. Hazte con un par de calcetines de lana, estrechitos, alguno tendrás por ahí. Córtales las puntas. Haz una mezcla de yeso y agua en una cubetita. Coge un calcetín y báñalo, verás que al empaparse, coge mucho peso. Deja que caiga el exceso de líquido y empieza a enrollarlo sobre sí mismo, dando como resultado, una especie de rosca, que encajarás en el tubo que tenías recortado. Déjalo secar y listo. Repite, con el otro extremo de la pesa. Si lo quieres más pesado, coge más calcetines de lana, cada vez más grandes, para mojarlos y para enrollarlos, así el peso se duplicará.

 

 

 

 

Y si lo que quieres es ponerte como un toro, con pesas enormes, busca un palo de metal, porque es más resistente, bastante largo. Busca dos bidones de agua, de 5 ó de 10 litros de agua. Ensarta los bidones a ambos lado del tubo metálico y llénalos de agua, arena o granos, lo que te apetezca y dependiendo de la resistencia que busques.

 

 

 

 

 

Bueno, como ves, unas pesas caseras, no son tan difíciles como creías y te sale más barato que unas normales, además, tendrán la ventaja de que no tienes que comprar otro tipo de pesas para aumentar la resistencia. Sólo cambiar el contenido.


Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Buscador

Categorías

motorb-copia-2.png

 

bellezax-copia-1.png

cocina.png

culturao-copia-1.png

economia.png

educacion-copia-1.png

entretenimiento.png

familia-copia-1.png

hogar.png

inmo.png

viajes-copia-1.png

moda.png

salud.png

tecnologia-copia-1.png

naturaleza-copia-1.png

animales-copia-1.png

otros.jpg

Síguenos!

Created by: Twitter on web
Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados